Tres jóvenes detenidos y tres policías heridos en una fiesta ilegal en un sótano



La Policía Municipal de Madrid
detuvo en la madrugada del domingo a tres jóvenes en una

fiesta


ilegal
en un sótano en el distrito de Salamanca, en una intervención que acabó con tres agentes heridos por los asistentes que intentaron escapar del lugar, han informado a Efe fuentes policiales.

Una vecina, molesta por los fuertes ruidos, fue la que avisó a la Policía Municipal de la fiesta a las cinco de la madrugada del domingo. Los agentes acudieron al lugar, en el número 35 de la calle del Doctor Esquerdo, y se entrevistaron con la mujer, quien explicó que la celebración había comenzado a primera hora de la noche.





La fiesta se estaba celebrando en un sótano, del que procedía el ruido de mucha gente y de música con volumen muy alto, por lo que los policías llamaron varias veces a la puerta sin obtener respuesta.

Finalmente, el organizador de la fiesta abrió la puerta a los agentes en actitud muy agresiva: “¿Qué coño hacéis aquí? Estamos en nuestra puta casa”, dijo a los policías.

Al intentar cerrar la puerta uno de los agentes municipales puso el pie para evitarlo y resultó herido. En ese momento salieron alrededor de siete jóvenes quienes golpearon y amenazaron de muerte a los policías.

Los agentes identificaron a quince personas asistentes a la fiesta, que fueron propuestas para sanción por incumplir las restricciones sanitarias por el coronavirus.

También impusieron tres multas por no llevar mascarilla y una por infringir la ordenanza municipal de organizar reuniones de más de seis personas.

Los policías consultaron la base de datos de sanidad y ninguno de los identificados tenía que estar en cuarentena por la pandemia.

Finalmente fueron atendidos tres agentes por las lesiones sufridas y fueron detenidas tres personas, dos varones de 20 y 18 años y una mujer de 18 años, por supuestos delitos de atentado a la autoridad y contra la salud pública.






Los agentes también impusieron tres multas por no llevar mascarilla y una por infringir la ordenanza municipal de organizar reuniones de más de seis personas.












Source link