Un bebé salva la vida tras gatear por la ventana de un sexto piso en Rusia



La ciudad de Nadym, en Rusia, despertó el lunes con cierta tensión después de que un bebé de unos tres años gateara por el alféizar de una ventana de un sexto piso. El pequeño no tenía compañía alguna, más que la de su gemelo. Según los medios locales, la madre dejó a los niños encerrados en casa para salir a pescar.

Por suerte, dos vecinos se percataron de la peligrosa situación y llamaron a las autoridades, mientras acudían corriendo a ofrecer auxilio. “Pusimos unas mantas bajo la ventana y subimos al apartamento con un hacha para abrir la puerta”, ha relatado uno de ellos a Yamal Region TV.






La madre dejó a los niños encerrados en casa para salir a pescar





Los bomberos no tardaron en llegar y trataron de introducirse en la vivienda para evitar la tragedia. Al final, fue el propio bebé el que se metió para adentro, pues se asustó al ver la escalera de los bomberos, que trepaban hacia su casa.

“Los dos niños estaban desnudos y con aspecto descuidado, parecía que llevaban así mucho tiempo”, ha relatado Andrei Kovalenko, miembro del equipo de bomberos de la región de Yamalia. “Los llevé a mi casa, los lavé y les di de beber hasta que llegaron las autoridades de tutela”, continúa. De momento, los gemelos continúan en el hospital, a la espera de que los servicios sociales concluyan una investigación sobre el caso.



Los dos niños estaban desnudos y con aspecto descuidado, parecía que llevaban así mucho tiempo”











Source link