Un hombre muere y tapan su cadáver con varias sombrillas en un supermercado



Brasil ha amanecido de luto tras conocer que el pasado viernes un trabajador de Carrefour falleció en la propia tienda tras sufrir un ataque cardíaco. Hasta aquí, todo normal, pese a los tristes hechos. El problema es la esperpéntica decisión que tomó el supermercado: dejar al empleado en la tienda, a su suerte, en vez de llamar a una ambulancia.

Finalmente, optaron por avisar a los servicios funerarios, pero mientras eso ocurría escondieron al vendedor en la propia tienda y lo escondieron detrás de unos parasoles. ¿El objetivo? Que esta no cerrara y los clientes siguieran comprando.


La cadena de supermercados a emitir un comunicado pidiendo disculpas










Algún cliente se percató de la terrible escena y la fotografió para denunciar los hechos. La imagen no ha tardado en viralizarse en las redes, provocando un escándalo de considerable dimensiones, lo que ha obligado a la cadena de supermercados a emitir un comunicado pidiendo disculpas.

”Carrefour pide disculpas en relación a la forma inadecuada en que trató el triste e inesperado fallecimiento del señor Moisés Santos, víctima de un ataque cardíaco, en la tienda de Recife (Pernambuco). La empresa se equivocó al no cerrar la tienda inmediatamente después del hecho, a la espera del servicio funerario”.



Source link