Un tren fantasma con un único pasajero descarrila en Italia



Tres personas han resultado heridas al descarrilar un tren en Lombardía, en el norte de Italia. Estas son las primeras informaciones de un accidente que tuvo lugar este lunes al mediodía en la zona industrial de Brianza, a escasos 30 kilómetros de la ciudad de Milán.

La colisión ha provocado el descarrilamiento de un total de tres vagones. Un pasajero, el único que iba subido al tren, ha tenido que ser evacuado de urgencia al hospital, mientras que los dos maquinistas han sufrido heridas leves.

El accidente dejó tres vagones descarrilados cerca de la estación de la pequeña localidad de Carnate, según el comunicado. La causa del siniestro está siendo investigada por las autoridades, puesto que se trataba de un tren sin conductor. Y es que los maquinistas se encontraban en ese momento en un bar cuando ocurrió la trágica escena. Cuando salieron de allí, vieron que el tren se ponía en marcha sin ellos dentro.






El tremendo estruendo provocado llevó a los vecinos a pensar que se trataba de un terremoto





Las cámaras de seguridad grabaron el momento en el que ambos iban corriendo detrás de la máquina. El convoy, que debía partir a las 12.22 con destino a Milano Porta Garibaldi, se adelantó y emprendió su marcha durante 10 kilómetros, hasta descarrilar.

El tremendo estruendo provocado llevó a los vecinos a pensar que se trataba de un terremoto, tal y como han reconocido a las televisiones locales. Lo cierto es que en la sala de control de los ferrocarriles saltaron todas las alarmas, por ello tomaron la precaución de cerrar los pasos a nivel ferroviarios en ese recorrido. Pudo ocurrir una tragedia, pero se pudo evitar al hacer que el convoy descarrilara. Una decisión que tomó la Red Ferroviaria Italiana (RFI), para evitar males mayores.


Hasta que el tren no descarriló, se pensó que no iba ningún pasajero a bordo





Hasta que el tren no descarriló, se pensó que no iba ningún pasajero. Al inspeccionar el tren, pronto se descubrió que viajaba un norteafricano, de 49 años, que no tendría que haber viajado en ese tren. Por suerte, sus heridas eran leves, ya que viajaba en el último vagón, el único que no descarriló. Los equipos de emergencia aseguraron que si el tren hubiera estado lleno de gente, habría sido una masacre.







Source link