Una red fabricaba paternidades sobre el papel para nacionalizar bangladesíes en España


La creación artificial de vínculos familiares nada tiene que ver con la genética y sí, mucho, con el delito, especialmente si lo que se persigue es engañar a la administración para obtener beneficios de forma fraudulenta. Un permiso de residencia y, por supuesto, una nacionalidad es una gigantesca ventaja para un extranjero. La Policía Nacional ha detenido en Barcelona a 28 personas de una organización bangladesí que falsificaba paternidades para la obtención de dichos títulos.

En la operación, han participado más de 100 agentes que han actuado de forma simultánea en diez entradas y registros en domicilios y locales. Los cinco cabecillas más significados de la organización han ingresado en prisión sin fianza.





Unidades de intervención de la Policía Nacional, en el momento de derribar la puerta de uno de los pisos registrados
Unidades de intervención de la Policía Nacional, en el momento de derribar la puerta de uno de los pisos registrados
(Policía Nacional)

La mecánica del entramado fraudulento tejido por la organización tenía en la falsificación de documentos uno de sus principales pilares. Era mediante la confección de documentación que se materializaba el principal elemento de convicción para el engaño. Pues en este caso de lo que se trataba era, de forma fraudulenta, que entre ciudadanos de Bangladesh con su documentación en regla en España existía un vínculo paternofilial con otros individuos en territorio español o de otros países de la UE, pero en situación de completa irregularidad; como se dice vulgarmente, sin papeles.

En la operación contra esta red de falsificación han intervenido unos 100 agentes de policía
En la operación contra esta red de falsificación han intervenido unos 100 agentes de policía
(Policía Nacional)

En algunos casos, la captación de potenciales clientes para esta red se hacía fuera de la Unión Europea –la operación ha contado con el apoyo de Europol, la agencia policial europea– y se sabe de casos de bangladesíes llegados a territorio de la unión vía Pakistán. Estos pagaban las tarifas más altas.





Los cálculos policiales señalan que, mediante estos procedimientos, la organización habría regularizado de forma fraudulenta a unas 200 personas, según explican a este diario fuentes policiales cercanas al caso.

La investigación, iniciada en 2019, se activó tras la detección de que había pisos cuyos titulares eran ciudadanos de Bangladesh con una enorme cantidad de personas empadronadas en ellos.

Una de las vías más rápidas para adquirir la nacionalidad es ser descendiente de primer grado de un español, aunque el origen de éste haya podido ser extranjero en el pasado.


Los que simulaban ser hijos de nacionalizados pagaban a la organización para adquirir dicha condición virtual entre 8.000 y 20.000 euros





Como casi nada, y menos en el mundo del hampa, es gratis, los supuestamente beneficiados de estos engaños a medida tenían que pagar entre 8.000 y 20.000, si lo que se perseguía era obtener la nacionalidad española.

No sorprendió a los investigadores encontrar a en los registros dni, pasaportes, contratos de trabajo o certificados falsos, además de útiles para confeccionar dichas falsificaciones. Explican fuentes policiales que se localizaron también joyas y dinero por un valor superior a los 50.000 euros.

Los detenidos están acusados de diversos delitos: pertenencia a organización criminal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y falsedad documental.







Source link