Vecinos de Canet de Mar denuncian brutalidad policial en una bronca vecinal


La Policía Local de Canet de Mar (Maresme) actuó la semana pasada de forma contundente en lo que a principio tenía que ser una simple entrega de una orden judicial a una vecina, Mari Carmen A.L. de 55 años, de la calle Sant Benet, que aglutina numerosos antecedentes policiales y que en esta ocasión propició la contundente actuación de un agente cuando se negó a firmar el documento sin haberlo leído antes, lo que ha provocado que varios vecinos que observaron los hechos acusen al agente de brutalidad policial. El Ayuntamiento no ha reaccionado.

El episodio se inicia cuando la patrulla de Policía Local va a entregar una citación a la vecina, que sale a la calle vestida únicamente con un albornoz, reacciona airadamente y reclama poder leer el documento antes de firmarlo. Según el video aportado por los mismos vecinos, uno de los agentes le conmina a no tocar el documento y sólo firmarlo, a lo que la que vecina se niega, lo que también provoca el enfado del agente que le acusa de negarse a firmar y la amenaza con una citación policial. La mujer, gritando, clama que no se ha negado a firmar pero que quiere leer lo que firma, a lo que el agente no accede.





Tras un tenso cruce de recriminaciones, el policía decide reducir a la señora por la fuerza, ayudado por otra agente. Los gritos, alarmaron al resto del vecindario que, si bien reconocen que la vecina es conflictiva, también admiten que la actuación policial fue desproporcionada. “Si la señora no está bien psicológicamente no la pueden tratar como una delincuente” aducen algunos, mientras que otros critican que “los policías deben saber actuar en cualquier situación de tensión con personas con problemas mentales” y en este caso, han obrado con exceso de violencia.

El Ayuntamiento de Canet de Mar, consultado sobre este hecho, no ha respondido. En cambio, otros vecinos aseguran que la mujer tiene numerosos antecedentes e incluso ha estado en prisión. Su familia, que vive en el mismo bloque ha sufrido numerosas amenazas e incluso agresiones que están pendientes de resolver en los juzgados. “Llegó a pegar a su madre y ocupar su casa” relatan alguno de los testigos. “De nada sirven las denuncias porqué se declara insolvente y tampoco paga las multas” explican otros.

Los agentes redujeron a la vecina de Canet de Mar
Los agentes redujeron a la vecina de Canet de Mar
(LV)

Otros residentes, sin embargo, argumentan que “los delincuentes también tienen sus derechos y en este caso han podido ser vulnerados”. El agente se niega a dejarle leer el documento que le debía entregar y la presiona para firmar. Asimismo, según los testigos “en todo momento mostró un trato degradante hacia la vecina” y le impidió hacerse con el documento que iba a su nombre.





Fuentes consultadas por este diario apuntan que no se aprecia brutalidad policial y que la policía obró correctamente. Sin embargo ponen en duda la actuación del agente que “debía informar a la señora del contenido del documento si no se lo quería dejar leer” y en caso de negarse no entrar en confrontación y remitir una citación policial. Lo que tampoco puede hacer la vecina es intentar arrebatar el documento al agente o ponerse en medio si le conminan a apartarse.







Source link