Vox exige evitar la llegada a España de 180 yihadistas de Mali como inmigrantes ilegales


El gobierno de Mali ha puesto en libertad recientemente a 180 acusados de pertenecer a grupos yihadistas. Lo ha hecho en un intercambio para rescatar al político Soumaila Cissé, secuestrado por la filial de Al Qaeda en el país.

El vídeo del día

Podemos celebra que Cs se aleje de los Presupuestos.

Advertisement

Ante estas noticias, el Grupo Parlamentario de Vox en el Congreso de los Diputados ha presentado una proposición no de ley –a la que ha tenido acceso ECD– con la que pretende que la cámara baja tome posición y exija al Gobierno de Pedro Sánchez que tome medidas para impedir que alguno de los casi dos centenares de yihadistas liberados en Mali acabe entrando en España.

Tras un largo prólogo, en el texto de la proposición no de ley Vox plantea que el Congreso inste al Gobierno a “llevar a cabo todas las gestiones diplomáticas necesarias, tanto de carácter bilateral como en el seno de la Unión Europea y de organismos multilaterales, para recabar la información necesaria sobre los yihadistas liberados por la República de Mali, su identidad y la amenaza que suponen para la Seguridad Nacional”.

Además, el partido de Santiago Abascal propone que el Ejecutivo promueva “todas aquellas acciones necesarias para evitar y prevenir la infiltración de yihadistas a través de los flujos de inmigración ilegal”.

Vox justifica su petición con varios informes y noticias que sustentan su advertencia de que entre los inmigrantes irregulares que llegan a España, principalmente en pateras y otras embarcaciones desde países del norte y el oeste de África, se cuelan potenciales terroristas.

Un caso reciente y de características parecidas sería el del checheno que llegó a Francia como refugiado y que hace unas semanas asesinó al profesor Samuel Paty, quien había enseñado en clase unas caricaturas de Mahoma.

“Podemos constatar la estrategia del terrorismo yihadista, utilizando movimientos migratorios hacia países occidentales con el fin de infiltrar terroristas en nuestro continente”, afirman los diputados firmantes de la proposición, Macarena Olona, Carlos Fernández-Roca, Rocío de Meer y Julio Utrilla.

Insiste Vox en que “la posibilidad de que los yihadistas liberados en Mali se infiltren a través de los flujos migratorios hacia España no puede descartarse y debe ser contemplada y monitorizada desde el Departamento de Seguridad Nacional”, que dirige el general Miguel Ángel Ballesteros, dentro de Presidencia del Gobierno.

Recuerda que en la Estrategia de Seguridad Nacional de 2017, aún vigente aunque se va a elaborar una nueva, se advierte que “uno de los mayores retos a los que se debe hacer frente es el de los combatientes terroristas que retornan a Occidente de escenarios como Siria e Irak tras haber acumulado conocimiento y experiencia en el manejo de armamento, contactos y conocimiento de rutas y agentes facilitadores”.

Ese aviso se centraba en los terroristas del Daesh que luchaban por el autoproclamado califato en Siria e Irak. Pero la situación puede ser análoga a la de Mali y toda la zona del Sáhara y el Sahel, que según numerosos informes de think tank sobre seguridad y defensa, constituye uno de los focos donde se debe centrar la atención de España y de la Unión Europea, por la cercanía a sus fronteras a un lugar donde coexisten distintas organizaciones terroristas de corte yihadista. España mantiene tropas en Mali para adiestrar al ejército local para combatir a esas organizaciones.





Source link